Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

El Miracle, monasterio entre viñedos y quesos

VIAJE GUIADO AL BARROCO RURAL

El santuario del Miracle, en el centro geográfico de Cataluña, se abre al viajero con una oferta única: espiritualidad, restauración y productos de la tierra. El conjunto arquitectónico del Miracle lo forman el Convento de monjes benedictinos que reúne a la fachada este la bodega "Vinyes del Solsonès" y la quesería; la Iglesia con su retablo barroco, el más importante de Cataluña, el Restaurante, las Celdas y Oficina de turismo; la "Casa Gran" con el espacio barroco y el espacio natural.

Viñas de altura

Con una plantación de 3500 cepas de Merlot y a 850 metros de altura, Jordi Molner ha construido una bodega para experimentar las variedades locales o de importación como el "Pinot Noir" alsaciano. Junto con la quesería organiza catas y maridajes los fines de semana.

Hostelería y restauración

El hostal, las celdas para peregrinos, los productos de proximidad. Todo listo orquestado por Manel y su familia para disfrutar de una cocina honesta, de proximidad y poder probar los productos que nos da la tierra: ratafía, miel, setas, queso, vino.

Espacio barroco y espacio natural

El Solsonès conserva los cinco conjuntos más importantes del barroco en Cataluña. El retablo del Milagro, obra de los escultores Morató, es el más espectacular. En la "Casa Gran" del Espacio Barroco sitúa al visitante en la época de los retablos, los santuarios, los paisajes rurales circundantes. Cultura de los siglos XVII y XVIII.

https://elmiracle.cat/

 

¡ASEGURA LAS FIESTAS DE NAVIDAD!


 



Del 1 al 20 de diciembre, en la Freixera te ayudamos con un 15% de descuento en todas las HABITACIONES ESPECIALES Y SUPERIORES.



¡Dadle la bienvenida a la Navidad en Solsona!



*oferta no acomulable