El castillo de Cardona y el Parque Natural de la Montaña de Sal

Descubre siglos y siglos de historia

El imponente castillo de Cardona se comenzó a construir hace dos mil quinientos años, y durante la Edad Media fue la residencia de los señores de Cardona. Siglos y siglos de historia se esconden dentro de esta fortaleza inexpugnable donde hay, además, la excepcional Colegiata de Sant Vicenç, joya del románico lombardo catalán. Revive asedios y batallas y descubre por qué se conocía a los señores de Cardona como “los reyes sin corona”.

El centro histórico de Cardona es un bien cultural de interés nacional, en la categoría de conjunto histórico, desde el año 1992.

A ocho kilómetros del núcleo urbano se encuentra el parque natural de la Montaña de Sal, un fenómeno natural único en el mundo que todavía crece actualmente a medida que la lluvia la erosiona. Sus 120 metros son tan solo la punta de un enorme diapiro de unos dos kilómetros de profundidad. Durante una hora, te adentrarás en sus 86 metros y disfrutarás del espectáculo de formas y texturas que ofrece el macizo salino.

Durante años, el espacio turístico que se visita actualmente fue una de las minas de sal potásica más importantes del mundo, la mina Nieves de Cardona (1929-1990). Hoy, el viejo recinto minero es el Parque Cultural de la Montaña de Sal, un gran equipamiento cultural que pretende divulgar la importancia de la sal, la excepcionalidad geológica del yacimiento y el aprovechamiento que el hombre ha hecho durante siglos de esta sustancia.

Actualmente, el Parque Cultural de la Montaña de Sal ofrece al visitante 2 propuestas diferentes de visita guiada.